Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)
    Portada - Modo de vida de los dinosaurios: Apareamiento

    Apareamiento

    EL CORTEJO

        Sólo conocemos a los dinosaurios por sus fósiles; de ahí la dificultad para determinar con exactitud su comportamiento. Los científicos buscan pistas en el reino animal contemporáneo: estudian los animales actuales y utilizan sus descubrimientos para reconstruir, por comparación, la vida de los dinosaurios.

        Cuando un pavo real abre su cola en abanico, el hermoso dibujo creado por sus plumas de colores es claramente visible. El macho del rabihorcado no tiene una hermosa cola como el pavo real, pero en determinadas épocas del año hincha el cuello y lo exhibe llamativamente. En el reino animal, no sólo los machos emiten señales. Las hembras de babuino también realizan exhibiciones. Todos estos animales se exhiben porque ha llegado la época del año en que buscan pareja. Con el apareamiento engendran a sus crías, que se espera sobrevivan hasta que puedan aparearse a su vez. De este modo se intenta asegurar la continuidad de la especie. El pavo real y el rabihorcado se exhiben para atraer a las hembras de su especie. La hembra de babuino está indicando a los machos de su grupo que se halla dispuesta para el apareamiento.

        Los expertos creen que quizá algunos dinosaurios actuaban como los pavos reales, los rabihorcados o los babuinos durante la época de apareamiento. Los dinosaurios también tenían que atraer a su pareja. El Triceratops macho exhibiría su cresta, adornada con atractivos colores. Una hembra le indicaría su disposición a aparearse, coloreando un poco el borde de su placa ósea.

        Una vez se ha consumado el apareamiento pone los huevos. Tras la eclosión las crías de Triceratops crecerán, y cuando sean adultas repetirán el comportamiento de sus progenitores.

    LA LUCHA POR EL FUTURO

        No todos los animales atraían a su pareja engalanándose. Algunos estaban dispuestos a luchar ferozmente para preservar su posición y conquistar a una hembra. El reino animal puede ser muy violento. Unos animales dan caza y matan a otros para alimentarse; las hembras luchan para defender a sus crías; algunos sólo atacan cuando están aterrados. Pero también hay otra razón por la que, en determinadas épocas del año, los machos, que normalmente viven en paz unos con otros en el mismo rebaño, empiezan a luchar entre sí para eliminar competidores.

        Los elefantes marinos de la Antártida se enfrentan alzándose sobre la cola. Los alces entrelazan sus astas y forcejean hasta que uno de los dos cede y se retira de la lucha. Los elefantes marinos y los alces machos adoptan esta actitud porque luchan por una hembra. Los expertos creen que algunos dinosaurios machos luchaban de un modo parecido al de estos animales modernos.

        Dos Triceratops quizá actuaban exactamente como los alces. Trababan sus cuernos, y así seguían hasta que uno de los dos se rinda y se suelte. El ganador de apareará con una hembra bien dispuesta. El perdedor se retirará a recuperarse de sus heridas hasta que esté preparado para luchar otra vez por una hembra, con un macho distinto.

        Era de la mayor importancia que sobrevivieran los machos suficientes para volver a luchar por las hembras, pues si perecían dejaban de ser útiles para procrear. Si hubieran muerto demasiados machos a causa de estas despiadadas demostraciones de fuerza, el futuro de la especia entera se habría visto amenazado.

        Los expertos creen que los dinosaurios poseían un sentido del oído muy bueno. La región central de sus sistemas auditivos era fina y delicada, perfecta para captar el sonido de otros animales. Se cree que algunos dinosaurios podían emitir llamadas de apareamiento, como hacen hoy los sapos en primavera.

    Modo de vida de los dinosaurios

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto