Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)

    Apúntate a la lista de correo

    Portada - Fósiles - Descripción e interpretación

    Descripción e interpretación

        El paleontólogo prepara una descripción formal de todos los huesos de que dispone, y elabora esta parte del informe en una secuencia bastante normalizada. En general, describe primero el cráneo, a continuación la columna vertebral desde adelante hacia atrás, después de cintura torácica y las extremidades anteriores, la cintura pélvica y las extremidades posteriores y, por último, los elementos superficiales de menor importancia, como las costillas y las escamas. Dentro de esta estructura, también se formaliza la descripción del cráneo. El paleontólogo dirige su atención, en primer ligar, al hocico, avanza hacia atrás por la parte superior de la cabeza, por los laterales, por dentro sobre el paladar, en torno a los recovecos de la caja craneana, a lo largo de la mandíbula inferior, y por último en torno a los dientes. La descripción del cráneo de un dinosaurio bien conservado puede llegar a ocupar cincuenta páginas, o más, en un informe científico medio, porque abundan los detalles. Las partes descriptivas de relato llevan una clave que se corresponde con las ilustraciones que muestran las zonas descritas.

        El informe pasa a continuación a los aspectos más interpretativos del descubrimiento. Aquí se pueden incluir capítulos relacionados con la mecánica de las mandíbulas y de las extremidades (en otras palabras, la forma de comer del animal, y de desplazarse). Existen diversas maneras de tratar estas cuestiones, que se asientan en el conocimiento que se obtiene de los animales vivos. Por ejemplo, si los detalles de los huesos fósiles están bien conservados, el paleontólogo está en condiciones de especular, con una cierta confianza, sobre la naturaleza de las articulaciones de la mandíbula y las extremidades. Sujetando y manipulando los huesos fósiles, puede establecer hasta qué punto se mueven entre sí, y en qué sentido. Después se puede reconstruir la compleja musculatura que acciona la mandíbula o la extremidad que se estudia. Los huesos presentan cicatrices musculares, que se comparan con las de los animales modernos, como los cocodrilos o las aves. Esto permite realizar suposiciones fundamentadas sobre la posición de los músculos, su tamaño y el sentido del movimiento. El experto tiene una cierta confianza en sus especulaciones, ya que todos los vertebrados vivos comparten muchos rasgos comunes de su musculatura, en virtud de sus antepasados comunes, y no existen motivos para suponer que los dinosaurios fueran tan diferentes.

        Por último, el paleontólogo procura reunir toda esta información y deducir, por ejemplo, la fuerza y el sentido de los movimientos de las mandíbulas. Si a esto se añaden otras pruebas, como la forma de los dientes, su tipo de desgaste, y otras plantas y animales que aparecieron en el mismo lugar, el conjunto servirá para formular hipótesis acerca de la alimentación.

        La forma de los huesos de las extremidades, los músculos que se postulan y las pruebas que se obtienen de las huellas fósiles permiten la elaboración de proposiciones detalladas sobre la forma de andar y correr del animal.

        Cuando el paleontólogo ha procurado estudiar en detalle cada uno de los huesos e intentado interpretar las partes móviles, reúne toda la información en un análisis general del aspecto y la forma del animal. Es posible que cuente con el esqueleto montado del animal completo, dibujos detallados de todo el esqueleto en posiciones naturales, y las reconstrucciones de los músculos de la cabeza, el hocico, los ojos, las orejas, la piel de la garganta, los principales órganos internos y demás. A veces se transmite esta información al artista, que la utiliza para esculpir un modelo tridimensional del animal, como fue en vida, o para realizar una ilustración en color. Estos ejercicios contienen un objeto científico, además de uno educativo (estas reconstrucciones se utilizan en libros como este, y en exposiciones de los museos).

        La finalidad de este aspecto del trabajo del paleontólogo está en descubrir tanto como sea posible acerca de la vida y el aspecto del animal. Esta información se puede utilizar entonces para reconstruir la biología de la especie y para recrear el ambiente en que vivía.

    Fósiles

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto