Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)
    Portada - Fósiles - Las piedras estomacales y el contenido del intestino

    Las piedras estomacales y el contenido del intestino

        Los fósiles de dinosaurios más raros son el contenido de sus intestinos y las piedras de sus estómagos. El contenido del intestino, como los coprolitos, proporciona información inequívoca sobre su alimentación. Por ejemplo, se ha hallado un diminuto dinosaurio de fines del Jurásico, el Compsognathus, con el esqueleto completo y enroscado de un lagarto en su caja torácica. Se identifica al lagarto como un Bavarisaurus, y debemos suponer que la criatura acababa de ser tragada cuando el pequeño dinosaurio encontró la muerte.

        A menudo se encuentran desechos vegetales dispersos en torno al esqueleto de los dinosaurios herbívoros. Estos restos podrían representar el contenido del intestino, pero por lo general no se puede comprobar, porque el material suele ser similar a otros restos vegetales que se conservan en los sedimentos circundantes.

        También se encuentran piedras estomacales y pulidas en relación con la caja torácica de los dinosaurios herbívoros. Se piensa que los dinosaurios utilizaban estas piedras, llamadas gastrolitos o piedras estomacales, de la misma forma que las aves utilizan los granos de arena, para moler los alimentos en una porción del intestino similar a la molleja. Los pollos recogen granos de arena con el pico, y los almacenan en la molleja, un saco muscular situado entre la boca y el estómago, donde se muelen los granos y las demás sustancias duras antes de la digestión. La molleja de las aves equivale a nuestras muelas. Los dinosaurios tenían dientes, pero no podían masticar porque sus mandíbulas sólo se abrían y se cerraban como goznes, y no podían realizar movimientos laterales de molienda. De modo que es posible que tuvieran molleja y gastrolitos, aunque resulta difícil demostrar que todos los guijarros pulidos que se encuentran cerca de los esqueletos de los dinosaurios sean verdaderas piedras estomacales, y no se trate de meras asociaciones casuales.

    Fósiles

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto