Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)
    Portada - Fósiles - La prepracación para el transporte

    La prepracación para el transporte

        A continuación, se preparan los huesos para el transporte, que es una parte arriesgada en todo este trabajo. A pesar de su enorme tamaño, los huesos de los dinosaurios pueden ser frágiles, y hay que protegerlos de las fracturas cuando se los levanta y durante el tránsito. En primer lugar, se cavan zanjas profundas en torno al hueso. Los huesos aislados se extraen de uno en uno, pero cuando están superpuestos formando una gran masa, hay que extraerlos en grandes bloques. Se cubre el hueso con papel húmedo, para separarlo, y a continuación se empapan en yeso unas tiras de arpillera y se las dispone por encima. Se aplican varias capas de estas vendas hasta que el hueso quede cubierto de una coraza, como el molde de escayola que se aplica en el hospital a los huesos rotos.

        Después de aplicar el molde sobre el fósil, se utiliza una palanca para separarlo de la roca que hay debajo y se lo da vuelta. Se separan la arenisca y el esquisto sueltos que queden debajo y se aplica un molde de yeso a la parte inferior del hueso. Ahora que está encerrado en un capullo duro, se le puede retirar de su sitio. Los huesos pequeños se transportan con la mano, pero para los bloques más grandes se necesitan trineos o carretas. Un bloque único, aunque corresponda a un dinosaurio de tamaño modesto, puede llegar a pesar cinco toneladas, y transportarlo hasta los vehículos que lo han de llevar puede resultar una tarea de ingeniería muy compleja, sobre todo si el yacimiento se encuentra en un barranco alejado e inaccesible.

    Fósiles