Volver a la página principal
Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 Portada - Información y artículos sobre Alta Fidelidad (Hi-Fi) - El desconocimiento de los equipos de Alta Fidelidad

El desconocimiento de los equipos de Alta Fidelidad

Publicado en Abril 2002

(nota aclaratoria, 1 euro ~ 1'2 dólares americanos)

En esta página podrás conocer los niveles de equipos en la Alta Fidelidad, su rango de precios y su grado de desconocimiento.

 

Introducción

Tipos de equipos de Alta Fidelidad

Un apunte del Cine en Casa (Equipos con dispositivo de imagen + Audio multicanal)

 

INTRODUCCIÓN

Un desconocimiento sobre este tema del audio, o llamémoslo por su palabra más fuerte, ignorancia, está muy extendido en gran parte de la población. Pero eso no implica absolutamente nada, ya que cada uno está en su pleno derecho de conocer sólo los temas que les interese. A nadie que le apetezca usar un microondas no tiene porqué saber en qué consiste el proceso de rotura de los enlaces de las moléculas de agua o alguien que quiera mandar un simple email a su vecino no tiene que conocer los intríngulis del TCP/IP y los sockets. O sin ir tan lejos, la gente compra coches sólo por la apariencia externa y una serie de datos técnicos leídos en revistas de coches, o va al cine simplemente por los actores que aparecen en las películas o la opinión de los amigos. No hay porqué conocer cada entresijo de cada cosa que tenemos en la vida porque, simplemente, no se podría vivir.

Ya entrando en el tema de la reproducción del sonido, lo que ya no es tan admisible es que mucha gente se considere experta sin conocer lo que hay verdaderamente, o que empiece a comparar cosas fuera de lugar. Por ejemplo, volviendo a la típica comparativa de los coches, a nadie se le ocurren comparar los motores de los vehículos "profesionales" (furgonetas, camiones, tractores...) e intentar afirmar que son mejores que vehículos de élite para usuarios comunes (superdeportivos, berlinas de lujo...). Simplemente, se están comparando cosas diferentes, cada una para una aplicación distinta.

Es lo mismo con los equipos de música, Nosotros habitualmente hablamos de 5 mundos en esto del sonido: Alta Fidelidad, Cine en Casa, Estudios de grabación, Sonorización de exteriores, y Car Audio. Todos ellos tienen puntos en común, de hecho se basan en los mismos principios básicos, pero otras muchas cuestiones no tienen en absoluto nada que ver.

Es un error pensar que el sonido "profesional" es lo mejor, y no es así, simplemente es diferente y tiene una aplicación distinta. Igual que un equipo doméstico, no da la talla en una sonorización al aire libre, un equipo profesional no es idóneo para una sala de audición de dimensiones normales, ni es capaz de reproducir tantos detalles y sutilezas de un equipo de Alta Fidelidad.

 

TIPOS DE EQUIPOS DE ALTA FIDELIDAD

Concretamente nos referimos a los equipos domésticos estéreo. Alta Fidelidad en su origen es sinónimo de capacidad de un sistema de intentar reproducir todo el espectro de audición humano (recordamos que dicho espectro va de 20 Hz a 20 kHz, aunque esto varía muchísimo dependiendo de la persona y de la edad, hablar sobre el tema podría dar origen a un artículo entero).

Es curioso que este tipo de equipos sean los más diversificados, populares, y, a la vez, desconocidos de todos. Aquí podríamos incluir una serie de componentes distribuidos en dos grupos tremendamente diferenciados:

En un subgrupo muy elemental podríamos incluir todos los componentes conocidos por la práctica totalidad de la gente. Pensando en dinero, aquí encontramos equipos completos entre 1 y 1000 euros. El límite de 1.000€ es orientativo: por ese dinero y rebuscando un poco, se pueden encontrar equipos de nivel básico que empiezan a ser muy dignos:

  • Radios y otros equipos portátiles (diskman, walkman, "loros", etc). El nivel más básico en cuando a calidad, y que sólo sirven para lo que son, es decir, escuchar música por la calle o de vacaciones en la playa o el campo.
     
  • Microcadenas y minicadenas. Desgraciadamente uno de los más difundidos. Radicando la poca calidad de sonido (especialmente debida a los pésimos altavoces de estos equipos), son los que se pueden encontrar en la mayoría de las casas. Normalmente se venden en paquetes en los que sólo sale un cable de corriente y unas tomas para los altavoces de la parte posterior del equipo, o un intento de ser componentes por separado que se ensamblan unos con otros.
    Ojo, que no estamos incluyendo aquí a los aparatos de nivel superior pero de reducido tamaño, hablamos de los famosos equipos integrados de "lucecitas" que se pueden encontrar en la sección de electrónica de los grandes almacenes, junto a televisores, despertadores, radios portátiles, ordenadores, videojuegos... y porqué no, en las plantas de abajo del mismo establecimiento ropa, perfumes, muebles, juguetes, etc. Es decir, se venden en sitios con nivel de asesoramiento y especialización bastante nulos.
    Aquí podríamos incluir también todos los altavoces pequeños para ordenador, así como equipos de conocidas marcas que pueden llegar a costar muchísimo dinero, en los que se antepone la calidad de diseño a las prestaciones finales de sonido
    Es importante considerar que en ningún caso sostenemos que con un equipo de este nivel es imposible disfrutar perfectamente de la música. Cada uno está en el pleno derecho de gastar el dinero en lo que quiere, así como si no quiere tener equipo ni escuchar música en su casa. Solamente queremos hacer ver que existe vida más allá, hacia niveles mayores de calidad, que son los realmente desconocidos y a los que únicamente habría que llamar verdadera Alta Fidelidad. Nos da mucha pena cuando oímos a alguien decir una frase del estilo... "¡Esto es lo que yo andaba buscando! Pero no sabía ni que existía..."

Y en otro grupo más avanzado, ya incluimos los propiamente equipos "estéreo" que algunos tenemos en nuestra casa, consistentes en fuente (radio, tocadiscos, CD, casete), amplificación (integrada en altavoces, amplificador integrado o previo etapa por separado, multiamplificaciones activas o pasivas) y 2 altavoces:

  • Equipos de nivel básico (amplificadores de prestaciones limitadas, altavoces de pequeño tamaño, pero que cumplen perfectamente su función y que sobrepasan con mucho a equipos del anterior apartado, aun costando algo de menos dinero). Podríamos hablar de equipos de entre 1.000 y 2.000 euros. Recomendamos releer el comentario sobre la barrera de los 1.000€ mencionada más arriba, insistimos en que es meramente orientativa.
     
  • Equipos de nivel medio. El grupo de conocedores de este nivel ya se reduce de forma muy acentuada, especialmente en los últimos años en el que el ordenador de casa cobra más importancia que un equipo de música para el salón.
    Aquí podemos encontrar equipos realmente dignos y los más recomendables para la mayoría de la gente (a no ser que esta sea muy exigente, y que posea el dinero necesario y las ganas de gastarlo). A su vez, podríamos dividirlo en dos grupos:
    • Equipos basados en amplificadores estéreo de nivel muy variable (marcas japonesas multinacionales llenos de botones, entre ellos los dichosos controles de graves y agudos, que se encargan de realzar o atenuar dos estrechas bandas del espectro auditivo que pocas veces son justo las que nos fallan).
    • Y por otro amplificadores integrados minimalistas caracterizados por ser más simples en cuanto a manejo pero superiores en cuanto a calidad sónica.

    Estos dos tipos de amplificación, unen CDs de calidad habitualmente muy decente, junto con altavoces de lo más diverso: desde auténticas castañas hasta joyitas que bien instalados y colocadas podrían buscar las cosquillas a otros altavoces que les superan mucho en precio. Podríamos meter aquí equipos de entre 2.000€ y 6.000€.
     

  • Equipos de nivel alto. El nivel de desconocimiento ya es casi total. A partir de aquí, por supuesto, solamente los podremos adquirir en tiendas especializadas de Alta Fidelidad, y son totalmente invisibles en grandes almacenes. A no ser que se sea poseedor de uno equipo de los dos grupos anteriores, o bien que se compren revistas especializadas o se rebusque por Internet, no hay más medios de que estos aparatos lleguen al conocimiento de la gente: no se hace publicidad masiva, no se habla de ellos...
    Aquí podemos encontrar un escalón más de exigencia para todos aquellos que empiezan a poner por delante la calidad del sonido frente a la calidad de la música. Podemos encontrar CDs, tocadiscos, amplis y altavoces de muy alta calidad de sonido, y con excelentes niveles de acabado y mecanizado. Todo por entre 6.000€ y 20.000€ el equipo completo de fuente, amplificación y altavoces.
    Este es el nivel más complejo de todos a la hora de elegir. Es posible encontrar equipos muy bien seleccionados del "nivel medio" que pueden llegar a superar sónicamente a equipos de esta categoría. Además, la acústica de la habitación (que también es importantísima en los niveles básico y medio), aquí empieza a ser más importante que incluso el resto del equipo.
     
  • Equipos de nivel de referencia (incluidos los que algunos llaman "fuera de parámetros"). Más de 20.000€. El nivel de desconocimiento es total (estamos hablando, por ejemplo, de que entre 100.000 personas cogidas al azar, sólo 1 ha oído hablar de este tipo de equipos). Aquí el gusto por la calidad y, sobre todo, el dinero y las ganas de gastárselo se impone al gusto por la música, aunque algunos poseedores de equipos millonarios se empeñen en afirmar lo contrario. Se puede disfrutar la música con mucho menos.
    En este grupo podemos encontrar equipos desde muy alta calidad hasta verdaderas millonadas sólo al alcance de contados usuarios y teóricamente capaces de recrear en el salón de casa una orquesta sinfónica o una banda de jazz en vivo sin apenas diferencias con el sonido original.
    Empiezan a aparecer verdaderos cuellos de botella como la calidad de las grabaciones, las condiciones acústicas de la sala o la correcta instalación del equipo (es decir, cableado, aislamiento eléctrico y aislamiento mecánico o de las vibraciones). Estos problemas ya han aparecido en los equipos de gama media y gama alta, pero aquí acentuados de forma impensable. Todo tiene solución en esta vida, hay grabaciones excelentes pululando por ahí (que por desgracia no suelen corresponder a las mejores interpretaciones), así como multitud de posibilidades en corrección acústica e instalación correcta de los aparatos, soluciones que deberían ser conocidas y aplicadas por el distribuidor que ha realizado la venta del equipo, con el fin de que el sistema que vale una millonada suene lo más parecido a lo que ha costado.
    Podríamos hablar de equipos de entre 20.000€ y alrededor de 100.000€.
    Por supuesto, hay equipos por encima de esos 100.000€ (y de 150.000€, y de 200.000€....), con un nivel sorprendente y brutal en cuanto a calidad y que en nuestra opinión la gente debería saber de su existencia, al igual que saben que existe (sí, volvemos al tópico de los automóviles) un Ferrari F-50 o Enzo, Rolls-Royce, Porsche Carrera GT, Mercedes CLK GTR, y demás coches que sobrepasan cifras de 500.000€.

 

UN APUNTE DEL CINE EN CASA (EQUIPOS CON DISPOSITIVO DE IMAGEN + AUDIO MULTICANAL)

Han aparecido en los últimos años, y cada vez son más populares, hasta tal punto que superan en ventas a los equipos estéreo.

Entran en esta categoría aparatos como los reproductores de DVD, amplificadores multicanal y procesadores de sonido en diversos sistemas multi-canal (Dolby ProLogic I / II, Dolby Digital y DTS lo más común) y luego altavoces especializados hasta hacer un total de 6 u 8 según tipos de equipo (5.1 altavoces: frontal izquierdo, central, frontal derecho, trasero derecho y trasero izquierdo, más el .1 subwoofer para graves) (7.1, el sistema 5.1 más 2 traseros centrales).

Tristemente se está realizando también una división en dos categorías muy diferenciadas de calidad, ya que se pueden adquirir equipos completos por menos de 300 euros, de una calidad incluso inferior a las minicadenas estéreo, con unos altavoces pequeños que hacen de todo menos imitar el sonido que se puede escuchar en el cine. Esos equipos ultra-económicos son muy decepcionantes. De hecho, ya hay quien se ríe cada vez que alguien dice lo del "Cine en Casa", puesto que lo único que le viene a la cabeza son dichos sistemas.

Por supuesto, existen equipos que pueden no solamente igualar, incluso superar con creces a un cine real. Eso si, siempre superando en coste a un equipo estéreo de calidad equivalente. Nuestra recomendación si se quiere dar el salto al Cine en Casa (comprar un equipo nuevo o modificar/ampliar el estéreo), es intentar mantener la calidad de sonido que teníamos antes, por encima de todo:

  • Si disponíamos de una pareja de altavoces estéreo de 500€, difícilmente encontraremos por otros 500€ un total de nada menos que 6 altavoces que suenen similar. Necesariamente, un conjunto de 6 altavoces tienen que costar más dinero que solamente 2, si queremos mantener la calidad de sonido.
  • También hay que tener en cuenta que un amplificador integrado de 500€ tiene que tener necesariamente mucha mejor calidad de sonido que un receptor audio-vídeo por esos mismos 500€, ya que en este último caso, nos están dando por la misma cifra: un previo, un procesador de sonido envolvente, sección de procesado de vídeo, sintonizador FM, 5 etapas de potencia (una por canal)... Si queremos un receptor con la buena calidad de sonido que nos ofrecía  en nuestro ampli integrado estéreo, necesitamos irnos a los modelos altos de gama.

De todas formas, nuestra recomendación si queremos unir Alta Fidelidad y Cine en Casa, es el "equipo híbrido". Es decir, tener un equipo estéreo de CD + Ampli + 2 altavoces, y añadirle el DVD + Receptor + Central + Traseros + Suwboofer, empleando la salida PreOut del receptor y conectarla en una entrada del ampli estéreo para tener los dos canales principales. El CD y el DVD también es posible unirlos, dado que últimamente ya hay reproductores de ambos formatos con una calidad de sonido muy digna, en este caso usaríamos la salida analógica para conectarla a una entrada de línea del integrado estéreo, y la salida digital para el receptor. Con esta solución no solamente tendremos una alta calidad en el estéreo, sino que podemos actualizar cualquiera de los dos equipos del "híbrido", sin afectar al otro.

 

     
 

Volver arriba Volver arriba

© 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

Para comentarios, usa las direcciones e-mail de contacto