Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

ts.gif (1152 bytes)

Servicios

Libro de visitas

Galería de imágenes
(más de 9.400 gráficos y fotos)

Secciones

Definición de un ser vivo

Los seres vivos, objeto del estudio de la biología

La célula

La evolución

La clasificación de los seres vivos

Árbol genealógico
(más de 730 subpáginas y miles de descripciones de especies):
 
Mapa de clasificación completo

Anexos

APÉNDICE: Los Seres Vivos en el pasado

Vídeos de mascotas y animales

ti.gif (1148 bytes)
Portada - Metazoos - Cordados - Vertebrados - Gnatóstomos - Mamíferos - Terios - Euterios - Artiodáctilos - Rumiantes - Tilópodos - Camélidos

Camélidos

      La familia de los camélidos son unos mamíferos rumiantes sin cuernos, con incisivos superiores, caninos inferiores diferentes de los incisivos, sin rundimentos de dedos laterales, y que se apoyan en las las tres falanges de los dedos tercero y cuarto sobre una excrescencia callosa. Tienen un estómago con tres cavidades, provisto de numerosas celdillas parietales. Son animales de cuello vertical propios de los desiertos.

      En el antiguo continente vive el género Camelus, con el camello bactriano de Asia, que tiene dos jorobas de grasa, y el camello común o dromedario de África, Arabia y Persia, con una sola. En América del Sur vive el género Lama, al cual pertenecen las llamas, apacas, vicuñas y guanacos.

      Los camellos aparecieron hace unos 10 millones de años. A diferencia de los camellos actuales, ninguno de ellos tenía joroba. Quizá los camellos primitivos no vivían en el desierto, por lo que no necesitaban una joroba para almacenar grasa y líquido para afrontar largos recorrido.

- Camelus: Es un género de mamíferos rumiantes camélidos, al que pertenecen los camellos. Se distingue de los demás miembros de esta familia por las orejas pequeñas y redondeadas, cuello curvo y dorso con joroba. Hay dos especies: el camello común, Camelus dromedarius, con una sola giba, originario de Arabia y África, pero aclimatado en Australia y en las Islas Canarias, y el camello bactriano, Camelus bactrianus, con dos gibas, originario de la antigua Bactriana, el actual Irán, que vive en Asia austral, Mongolia, Turquestán y Kirguisia. Es muy frecuente llamar dromedario al camello que una joroba, cuando en realidad es una raza del camello común, notable por su ligereza y que sólo se emplea para montar. Es el animal característico de las vastas estepas y los desiertos e indispensable al hombre de aquellas regiones, pues lleva cargas pesadas, es obediente a su amo, muy sobrio y puede resistir la sed durante muchos días, lo cual dio origen a la creencia vulgar de que el agua, que bebe abundantemente cuando está deshidratado, la almacena en sus gibas; pero es inexacto, pues aquéllas no son reservas hídricas, sino alimenticias, grasas. Retiene el agua simplemente en los tejidos y la conserva gracias a que no suda sino muy excepcionalmente y en la cuantía indispensable, es decir, sin el derroche que supone la refrigeración por evaporación, lo cual se traduce en que su temperatura interior normal es superior a 40º. Es precisamente su espesa piel la que le protege contra el calor exterior, como lo demuestra el hecho de que, si se le corta el pelo, suda copiosamente y muere. Además de servir de bestia de carga, silla y labranza, también es de gran utilidad su leche, su carne, su cuerno, su pelo, muy apreciado para fabricar tejidos ligeros e impermeables, y hasta su estiércol, como combustible.

- Lama: Es un género de rumiantes de la familia de los camélidos, de América del sur, al que pertenecen los guanacos, vicuñas, llamas y alpacas. El guanaco, Lama guanicoe, es un congénere de la llama, de unos 110 centímetros de altura hasta la cruz, y poco más de largo desde el pecho hasta el extremo de la grupa; cabeza pequeña con orejas largas y puntiagudas; ojos negros y brillantes; boca con el labio superior hundido; cuello largo, erguido, curvo y cubierto, como todo el cuerpo, de abundante pelo largo y lustroso, de color generalmente pardo oscuro, pero a veces gris, rojo amarillento y hasta blanco; cola corta, alta y adornada de cerdas finas; partas delicadas y largas, con pies de dos dedos separados y con fuertes uñas; tiene en el pecho y las rodillas callosidades como los camellos. Ahuyenta a sus enemigos lanzándolas salivazos de hierba medio digerida. Es un animal salvaje que habita en los Andes de Chile, y en Patagonia, y también en Tierra de Fuego, donde se le conoce con el nombre de amura; no se ha conseguido domesticarlo. Su piel es muy apreciada para cubiertas, etc. Recibe nombres muy variados en los distintos pueblos sudamericanos: luan, pichua, nau, relincho, chulengo, etc. El vicuña, Lana vicugna, es un mamífero afín a la llama, pero con los incisivos inferiores de raíz abierta, y sin pulpa, como en los roedores, único caso entre los rumiantes actuales. Es el más pequeño de los camélidos, pues su alzada no pasa de los 80 centímetros, pero también es el más fino y esbelto: su cuello es largo y erguido, la cabeza relativamente redondeada, las orejas puntiagudas y derechas y las patas muy largas. Cubre su cuerpo un pelo largo, de 4 a 10 centímetros, y finísimo, de color entre leonado y canela, y blanco en el pecho y vientre, con mechones colgantes de casi 15 centímetros de largo y capaz de admitir todo género de tintes. Forma pequeños rebaños de un macho adulto y hasta diez hembras y pequeños en los altos valles húmedos de los Andes de Ecuador, Perú y Bolivia, y se caza para aprovechar su vellón, que es muy apreciado en la fabricación de ponchos ligerísimos, muy tupidos y casi siempre impermeables. Abundaron enormemente durante la época incaica, pero su número a disminuido de un modo considerable pese a las leyes que regulan su captura. La llama, Lama glama, es muy parecido al guanaco, que ya no existe en estado salvaje y que, como todos los animales domésticos, presenta una coloración muy variable. Se utiliza por su lana y como animal de carga, indispensable sobre todo en las montañas andinas; es algo menor que el guanaco, 1,15 metros hasta la cruz, y congénere de él y de la alpaca. Al igual que éstos, carece de la giba o gibas adiposas que caracterizas a los camélidos afroasiáticos. La alpaca, Lama glama pacos, es un rumiante sudamericano, del género Lama, como la llama y el guanaco; de unos 90 centímetros de alzada, cuello largo, cabeza corta y color uniforme, con frecuencia achocolatado muy oscuro, casi negro. Tiene las mismas costumbres que la llama y se aprovecha, como ella, para la lana y la carne. Sus híbridos con otros camélidos se llaman en general hiarizos. Cuando se enoja, escupe, como la llama y el guanaco. Han fracasado los ensayos para aclimatarlo en Europa, Australia y América del Norte.

- Alticamelus: También llamado camello alto. Era un camello primitivo que se parecía un poco a una jirafa con su largo cuello. Tenía la altura de un oso polar macho. Tenía las patas delgadas. Mientras pastaba entre las copas y ramas de las copas de los árboles altos tenía que estar atento de los depredadores, como los lobos. En la base de sus patas como postes tenía cascos duros que le ayudaban a correr cuando huía de sus agresores. Medía aproximadamente unos 2 metros de alto. Vivió hace 10 millones de años, en el Mioceno, en América del Norte.

- Stenomylus: Era un camello mucho más pequeño, del tamaño de un ciervo, y tenía las patas delanteras. Podía correr a gran velocidad y se alimentaba de plantas bajas. Medía 1 metro y miedo de alto. Vivió hace 10 millones de años, en la época Miocena.


Parazoos

Eumetazoos

Radiados

Bilaterales

   Acelomados

   Pseudocelomados

   Celomados prostómidos

   Celomados deuterostómidos

     
 

Volver arriba Volver arriba

  © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
  Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

  Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto