Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

ts.gif (1152 bytes)

Servicios

Libro de visitas

Galería de imágenes
(más de 9.400 gráficos y fotos)

Secciones

Definición de un ser vivo

Los seres vivos, objeto del estudio de la biología

La célula

La evolución

La clasificación de los seres vivos

Árbol genealógico
(más de 730 subpáginas y miles de descripciones de especies):
 
Mapa de clasificación completo

Anexos

APÉNDICE: Los Seres Vivos en el pasado

Vídeos de mascotas y animales

ti.gif (1148 bytes)
Portada - Metafitas - La relación y reproducción - Las funciones de relación

Las funciones de relación

LAS FUNCIONES DE RELACIÓN

 Todos los seres vivos tienen la capacidad de relacionarse con el medio que los rodea. En los vegetales, esta capacidad de relación se llama excitabilidad o sensibilidad. Gracias a la excitabilidad, los vegetales pueden percibir estímulos externos y reaccionar produciendo respuestas. Las respuestas de los vegetales son de naturaleza muy diferente de las respuestas de los animales, aunque están basadas en el mismo principio: la irritabilidad de las células. La diferencia más notable entre una respuesta vegetal y una respuesta animal es que los vegetales se mueven sin desplazarse, mientras que los animales se desplazan. De este modo, la excitabilidad posibilita la adaptación de los vegetales a los cambios ambientales.

 Las respuestas que producen los vegetales ante los cambios del ambiente se pueden clasificar en dos tipos: los tropismos y las nastias.

 Los tropismos son respuestas en las que se producen cambios en la dirección del crecimiento del vegetal. Los tropismos alteran la forma de los vegetales y producen en ellos deformaciones permanentes.

 En general, los tropismos pueden ser tropismos positivos, si el vegetal crece en dirección a la fuente del estímulo, tropismos negativos, si el vegetal, al crecer, se aleja de dicha fuente; o tropismos transversales, si el crecimiento coloca al vegetal de forma perpendicular a la fuente del estímulo.

 Dependiendo de la fuente del estímulo, los tropismos pueden ser de varias clases:

  • Los geotropismos. Son las respuestas producidas ante la acción de la gravedad.

  • Los fototropismos. Son las respuestas producidas ante la acción de la luz.

  • Los quimiotropismos. Son las respuestas producidas ante la acción de las sustancias químicas. El más conocido es la acción del agua, hacia la que las raíces presentan hidrotropismo positivo.

  • Los tigmotropismos. Son las respuestas frente a acciones mecánicas. Por ejemplo, los zarcillos de la vid se enroscan alrededor de un objeto cuando lo rozan.

Las nastias son respuestas en las que se produce un movimiento sin orientación y pasajero, puesto que el vegetal vuele a su posición inicial al cabo de poco tiempo.

 Existen varias clases de nastias: las sismonastias, que se producen cuando los estímulos son golpes o sacudidas a un vegetal, como cuando las hojas de la mimosa se encierran cuando se las golpea, los movimientos de las plantas carnívoras; las quimionastias, o respuestas al estímulo de determinadas sustancias químicas, el agua generalmente; y las fotonastias, o respuestas a estímulos luminosos, como cuando las hojas de la acacia o del trébol varían su posición al atardecer, mientras que el dondiego de noche abre sus flores y las margaritas las cierran al ponerse el sol.


     
 

Volver arriba Volver arriba

  © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
  Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

  Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto