Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

ts.gif (1152 bytes)

Servicios

Libro de visitas

Galería de imágenes
(más de 9.400 gráficos y fotos)

Secciones

Definición de un ser vivo

Los seres vivos, objeto del estudio de la biología

La célula

La evolución

La clasificación de los seres vivos

Árbol genealógico
(más de 730 subpáginas y miles de descripciones de especies):
 
Mapa de clasificación completo

Anexos

APÉNDICE: Los Seres Vivos en el pasado

Vídeos de mascotas y animales

ti.gif (1148 bytes)
Portada - Los Seres Vivos en el pasado - Anfibios extintos: los filospóndilos

Anfibios extintos: los filospóndilos

      Los anfibios conquistaron la tierra firme hace unos 370 millones de años. Reinaron durante un tiempo, pero tenían que regresar al agua para poner sus huevos. Ésta fue la causa de su caída, como veremos.

      Los anfibios fueron los primeros animales que caminaban a cuatro patas en tierra firme. Evolucionaron a partir de los peces pulmonados. Estos extraños peces podían respirar aire cuando el agua se secaba, y arrastrarse por el fango con sus carnosas aletas hasta encontrar otra laguna donde volver a humedecer su piel.

      Hace unos 300 millones de años aparecieron los primeros reptiles. Vivían en zonas áridas y se multiplicaban sin trabas. Estaban mejor preparados para sobrevivir, por su piel con escamas córneas que los protege de la deshidratación y porque ponían huevos con cáscara dura. Los anfibios no triunfaron porque su delgada piel necesitaba humedad, y sus huevos cubiertos de gelatina necesitaban agua.

      Sólo unos pocos anfibios sobrevivieron junto a los dinosaurios. Entre ellos, los antepasados de los anfibios actuales, ranas, sapos, tritones y salamandras. Cuando llegaron los dinosaurios, los anfibios sólo podían sobrevivir de dos maneras, regresando al agua definitivamente o evolucionando para adaptarse a la tierra.

      Los anfibios que regresaron al agua ya no necesitaban patas para caminar, así que desarrollaron en su lugar miembros para poder nadar.

      Hoy día, los anfibios habitan en estanques, lagos y ríos, no en el mar. Pero uno de ellos sí vivió en el mar en tiempos prehistóricos llamado Aphaneramma.

      Al final del Triásico, debido a que los lagos se secaron, y los cadáveres se amontonaron en el fondo, muchos otros anfibios que habían vuelto definitivamente al agua también murieron.

      Los anfibios que mejor se adaptaron a la tierra firme son los de pequeño tamaño que han sobrevivido hasta hoy, e incluyen los primeros sapos ranas.

      Los tritones actuales se parecen a sus parientes prehistóricos. Sin embargo, su piel es menos delicada. Así consiguen vivir en lugares secos. Todos ellos son voraces cazadores de lombrices, peces pequeños y otros animales pequeños. Además de estos anfibios, hay otro grupo llamado Cecílidos. Son unos curiosos animales sin patas parecidos a grandes larvas o pequeñas serpientes. Se refugian en tierra firme en las zonas tropicales y cazan lombrices e insectos. Uno de los fósiles encontrados data de la época de los dinosaurios, la espina dorsal de un cecílidro Apodos.

      Hacía el final de la Era de los Dinosaurios, los anfibios eran mucho menos comunes. Tampoco hoy son muy numerosos, pero habitaron mucho antes que los dinosaurios. Y también han sobrevivido mucho más tiempo.

 

LOS FILOSPÓDILOS

      Los filospóndilos son un orden de anfibios extinguidos con aspecto general de tritón, y solo los arcos neurales de las vértebras osificados.

      Vivieron en los períodos carbonífero y pérmico y son ejemplos de ellos el Branchiosaurus, el Ichthyostega, el Eryops, y otros.

- Ichthyostega: También llamado cráneo de pez. Cuando vivió este animal, antes de que los continentes empezaran a separase, Groenlandia estaba más cerca del Ecuador y su clima era bastante cálido. A principios de este siglo se encontraron allí algunos esqueletos de este anfibio. La cola era bastante larga y presentaba una delgada aleta que recorría la parte superior e inferior, casi como en los peces. La forma de los huesos del lomo se parece mucho a la de peces primitivos como el Eusthenopteron. Este animal parecido a un pez se movía lentamente por tierra firma, y no se alejaba mucho de los ríos y lagos de agua dulce, donde encontraba comida en abundancia. Era algo mayor que un tejón actual. Parecía un pez con patas. Además, tenía otras características que recuerdan a sus antepasados los peces. Su forma esbelta y ahusada era hidrodinámica, como casi todos los animales nadadores. Su cabeza, de 25 centímetros de largo, era aplanada y acabada en punta. Este animal, uno de los primeros anfibios conocidos, podía vivir en tierra firme y nadar. Los expertos creen que su piel escamosa no era impermeable, pero aun así tenía que introducirse en el agua para buscar sus presas. En tierra, necesitaba una atmósfera húmeda para sobrevivir. Tenía unas mandíbulas largas y anchas, recubiertas de pequeños dientes como púas. Al nadar, probablemente abría la boca, rodeaba con ella a la presa y cerraba las mandíbulas de golpe, en una trampa mortal para la víctima. Las presas solían ser peces y gusanos. Los anfibios fueron los primeros animales con una lengua extensible, capaz de atrapar insectos. Varios anfibios actuales, como las salamandras, tienen la lengua pegajosa, y con ella pueden atrapar fácilmente los insectos que se acercan volando. Quizá el Ichtyostega también tuviera también la lengua pegajosa. La principal pista sobre su tipo de vida es que tenía cuatro miembros donde los peces poseen aletas. Las patas estaban completamente formadas, como las de los animales terrestres, y se unían al cuerpo mediante fuertes huesos. Esto indica que podía sostener su peso en tierra firme. Como los tritones o las salamandras modernas, sus patas se extendían hacia los lados. En estas patas, tanto delanteras como las traseras, tenía 7 dedos. Es uno de los primeros Tetrápodos, animales de cuatro patas, conocidos. Medía alrededor de 1 metro de longitud. Vivió hace 340 millones de años, a finales del período Devónico, en Groenlandia.

- Eryops: También llamada cara estirada. Avanzaba pesadamente por los lagos y pantanos. Los anfibios evolucionaron a partir de los peces. Sus aletas se convirtieron en patas, y los más primitivos empezaron a respirar aire. Los más evolucionados, como este anfibio, empezaron a poner huevos en tierra, como los reptiles. Tenía una cabeza grande y baja que ocupaba una cuarta parte de la longitud de su cuerpo. Sus anchas mandíbulas estaban repletas de pequeños dientes puntiagudos. Como los cocodrilos actuales, tenía un cuerpo largo, que necesitaba sustentarse en miembros robustos. Caminaba con las patas extendidas en ángulo recto, podía levantar el cuerpo del suelo y probablemebte se detenía a descansar, tras recorrer breves trechos. Se alimentaba de peces y crías de anfibio, que cazaba al acecho en las orillas de estanquespoco profundos. Medía hasta 1,8 metros de longitud. Vivió hace unos 250 millones de años, a finales del período Pérmico, en EE.UU.

- Diplocaulus: También llamado tallo con dos pliegues. Era un anfibio de un tamaño semejante al del Ichthyostega. Era un anfibio con una cabeza extraordinaria. Tenía o presentaba una par de alas óseas que sobresalían a ambos lados de su cráneo, en forma de punta de flecha. Los expertos no están seguros por qué la cabeza tenía esta extraña forma, pero quizás ayudaba al animal a nadar. Necesitaba un poco de ayuda en nadar en el agua, pues pasaba la mayor parte del tiempo en tierra. Tenía muchas dificultades para alienarse de plantas, ya que en esa época había muchos depredadores. Poseía 4 dígitos en cada miembro. Vivió hace 270 millones de años, a principios del Pérmico, y se descubrió en Texas, EE.UU.

- Aphaneramma: Este anfibio medía lo mismo que el brazo de una persona adulta. No pudo adaptarse con mucha rapidez a la vida terrestre, así que se adaptó a la marina. Una tercera parte de su longitud real la constituía su larga y estrecha cabeza, con largas y finas mandíbulas y muchos dientes afilados con los que capturaba peces, arrancándoles la carne con dichos dientes. Los fósiles muestran que nadaba en muchos océanos y mares de todo el mundo, antes de desaparecer progresivamente. Medía unos 60 centímetros de largo. Vivió desde hace 240 a 220 millones de años, en el período Triásico.

- Eogyrinus: También llamado anfibio primitivo. Era un anfibio primitivo, como dice su nombre, muy bien adaptado a la vida en el agua. Era un buen nadador, pero sus cortos miembros lo frenaban en tierra firme. Tenía la cola plana, el cuerpo alargado y la cabeza parecida a la de un cocodrilo. Vivió hace 350 millones de años, a finales del Devónico.

- Branchiosaurus: También llamado reptil con branquias o agallas. Era un minúsculo anfibio, no mucho mayor que la palma de la mano de una persona adulta. Se parecía a una salamandra actual, con las mismas patas extendidas y la delgada cola acabada en punta. No tenía huesos en los tobillos ni las muñecas, y por eso algunos expertos creían que en realidad era un renacuajo, perteneciente a un anfibio como el Eryops. Vivió hace 300 millones de años, a finales del Carbonífero y principios del Pérmico, principalmente en Europa.

- Paracyclotosaurus: También llamado paralelo al reptil círculo. Aunque parezca un caimán, sus nunca hubieran podido sostener al animal en tierra firme. Era el anfibio antecesor al Cyclotosaurus. Fue de los anfibios que regresaron al agua. Vivió probablemente en el fondo de ríos y lagos de Australia. Medía unos 3 metros de largo. Tenía 4 dedos en las patas delanteras y 5 en las patas traseras.

- Cyclotosaurus: También llamado reptil círculo. Este anfibio del tamaño de un cocodrilo o la longitud de un coche grande, necesitaba la flotación que le proporcionaba el agua para sostener su pesado cuerpo, ya que sus patas eran muy débiles. Poseía 4 dedos en los miembros delanteros y 5 en los traseros. Medía casi unos 5 metros de longitud. Vivió hace 200 millones de años, a finales del período Triásico, en las aguas continentales de Europa.

- Mastodonsaurus: Este fue probablemente el anfibio más grande de todos. Podía alcanzar un poco más de 4 metros de largo. Sus mandíbulas estaban dotadas de fuertísimos y afilados dientes curvos. Antes se creía que era un reptil, por eso su nombre termina en - saurus (que significa reptil). Poseía 4 dedos en los miembros delanteros y 4 en los traseros, posiblemente unidos por membranas. Vivía en los pantanos poco profundos, y se pasaba la mayor parte del tiempo en el agua.

     
 

Volver arriba Volver arriba

  © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
  Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

  Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto