Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)
    Portada - Árbol genealógico de los dinosaurios - Tireóforos - Anquilosaurios - Anquilosáuridos - Euoplocephalus

    Euoplocephalus

    Significado: cabeza con placas auténticas.

    Dimensiones: medía unos 6 metros de longitud y 2 de alto.

    Época: vivió hace 75 millones de años, a finales del período Cretácico, en Canadá, y quizá en el Norte de China y Mongolia.

    Lugar: -

    Descripción: Este dinosaurio era uno de los mayores dinosaurios acorazados, era largo como un elefante y más pesado que un rinoceronte. Firmemente plantado sobre sus cuatro robustas patas, alcanzaba la altura suficiente para mirar a una persona de estatura media directamente a los ojos. Fue descubierto a principios de este siglo en Alberta, Canadá. Era un gran Anquilosáurido muy común en el Cretácico superior, lo que los científicos tienen una idea muy exacta de su aspecto. Gran parte de su cuerpo estaba cubierto por una armadura muy interesante y variada. A lo largo de su dorso y su cola estaba protegido por muchas protuberancias, cuernos y espinas óseos soldados entre sí que que se insertaran en la piel y iban formando una gruesa armadura. Unas placas eran mucho mayores con diferentes esquemas le cruzaban el lomo. Algunas tenían forma de disco y eran planas; otras presentaban las púas y se disponían en hileras que iban disminuyendo de tamaño en dirección a la cola. Tenía el cráneo mejor acorazado que casi cualquier otro dinosaurio. El cráneo, que tenía forma de cuña y medía 40 centímetros de largo, estaba completamente recubierto por planchas de hueso triangulares soldadas entre sí formando y cuatro grandes cuernos en forma de piña dos en las mejillas y otras dos detrás de los ojos. Las fosas nasales, en algunos casos, quedaban prácticamente escondidas bajo el hueso macizo y sobre los ojos había unos rebordes óseos muy gruesos. Si algún depredador atacaba su rostro, éste utilizaba otra formidable defensa; en sus cuencas oculares había placas óseas curvas que se cerraban de golpe, como las persianas de acero de las escaparates de una tienda. Hasta hoy, es el único dinosaurio conocido con una protección así. Estaba muy bien protegido por ambos extremos de su cuerpo acorazado. En la punta de la cola tenía una porra de hueso en forma de maza, maciza como un peñasco, que podía alcanzar un metro de perímetro. Un golpe con esta cola equivalía a lanzar con fuerza una nevera. Podía blandir libremente la cola de un lado a otro porque unos potentes músculos de por encima y detrás de las patas traseras sostenía el gran peso de la maza formada por 2 grandes bolas de hueso soldadas entre sí. Un mortífero golpe con esta pavorosa cola hacia las patas o cualquier punto de la cola, podía derribar incluso al mayor Tiranosaurio. Cuando se veía amenazado, se encogía, y el atacante no tenía oportunidad de vencerle a menos que lo tumbara de espaldas, lo que resultaba imposible. ¿Has visto con qué agilidad se mueve un rinoceronte, a pesar de su tamaño y peso? Este dinosaurio también tenía una complexión muy robusta. Probablemente pesaba unas 2 toneladas, pero al igual que el rinoceronte, era bastante rápido porque su pesado cuerpo se apoyaba en los músculos de unas patas extraordinariamente fuertes. Así, en lugar de arrastrarse como una tortuga gigantesca, podía moverse con bastante rapidez en caso necesario. No es sorprendente que pudiera pastar pacíficamente entre las plantas bajas sin ser molestado. A diferencia del resto del cuerpo de este dinosaurio, sus dientes eran muy débiles. Su pico curvo desprovisto de dientes no era ni con mucho tan fuerte como el de los ceratópsidos, por lo que probablemente, prefería mordisquear sólo brotes, bayas y otra vegetación más blanda.

    Sauristiquios

    Ornistiquios

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto