Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)
    Portada - Artículos inclasificables - Los saurios de sucre

    Los saurios de sucre

    Cerca de 5000 huellas de dinosaurios en las serranías bolivianas ayudan a los geólogos a corregir algunos errores en la reconstrucción de la historia de la tierra.

    Klaus Schütt tiene un sueño: Cantidades de mecenas apoyan el proyecto, la pared de roca es preservada para la posteridad y la UNESCO declara el yacimiento como Patrimonio de la Humanidad. Él calcula, que con solo cuarenta millones de Dólares se podría salvar el yacimiento de huellas de dinosaurio más grande del mundo.

    Cuando Klaus Schütt no esta soñando, transporta por medio de su operadora de turismo "Abbey Path" a visitantes al cerro de Cal Orcko de 3.000 metros de altura en las serranías bolivianas. Aquí, el cineasta, ex -alumno del Colegio Alemán de Sucre, y ex -Director Departamental de Turismo, les enseña a los visitantes a asombrarse frente a las miles de huellas de dinosaurio que se encuentran en una pared de roca casi vertical.

    En una impresionante cantera de una fábrica de cemento, a solo seis kilómetros de distancia de la capital boliviana, Sucre, ciudad a la que solo se puede llegar en avión cuando el tiempo es bueno, los señores de la prehistoria dejaron hace 70 millones de años más de 4.500 impresiones de sus pisadas – tantas como en ningún otro lugar del mundo.

    Estas huellas convierten a Cal Orcko (en castellano: el cerro de cal) y a las cercanías de la ciudad de Sucre en la Meca de los paleontólogos, especialmente de los investigadores de saurios.

    Klaus Schütt pasea por la prehistoria: nos muestra la huella de la caminata continua más larga de dinosaurio en el mundo (347 metros) denominándola como la caminata del dinosaurio llamado Johnny Walker y también las huellas de una pareja de dinosaurios caminando al borde de un lago.

    La ciencia, en la persona del Dr. Christian Meyer ve la situación de una manera mas fría, pero él tampoco puede liberarse de la fascinación que evoca el lugar. "Es único, es fantástico, hay que hacer algo por salvarlo" son las palabras que brotan de la boca del investigador de dinosaurios y Director del Museo de Historia Natural de Basiléa cuando ve un vídeo sobre la pared de roca.

    El camino que tomó el vídeo de las serranías bolivianas hasta las aulas de la ciencia en Europa fue curioso e ilustra como la investigación científica depende también de la casualidad.  Durante un encuentro de la promoción del curso del Colegio Alemán de Sucre de Klaus Schütt, los alumnos visitaron la fábrica de cemento de Cal Orcko y observaron una pared de roca con llamativas impresiones, huecos y relieves. Esta pared de roca fue expuesta por los tractores en su labor de extracción de la materia prima para la fabricación del cemento y se encuentra actualmente al borde este de la cantera.  Uno de los participantes del encuentro de la promoción identificó las impresiones como huellas de dinosaurio. Klaus Schütt realizó un vídeo que llegó a Suiza por medio de un ingeniero boliviano que trabaja en Suiza.  En la casa de un amigo y fanático de los saúrios en Aathal, el investigador de huellas Christian Meyer vio las imágenes en movimiento de las huellas muertas e inmediatamente decidió obtener los medios financieros en el Fondo Nacional Suizo y los permisos necesarios de las Autoridades Bolivianas para encarar la investigación de la pared de roca con expertos conocimientos geológicos y alpinísticos. La pared de 80 metros de altura y 1,2 kilómetros de largo (Meyer: ya la dimensión es algo increíble) no fue explotada debido al alto contenido de manganeso de la misma, ya que el manganeso no es bueno para la producción de cemento.

    Christian Meyer recluto para su aventura boliviana a un equipo internacional de 25 personas con un fuerte componente suizo. "Desde hacen años que he conformado este grupo que tiene al mismo tiempo mucho conocimiento geológico y experiencia alpinística" De otra manera no se hubiera podido cumplir con la tarea en una pared casi perpendicular. 1,5 kilómetros de soga para escalar, equipos de intercomunicación, equipos de establecimiento de posición geográfica (GPS), medidores de distancia con rayos láser y por último una grúa telescópica fueron utilizados para documentar las pisadas de los señores de la prehistoria.

    No se trata del primer proyecto que el paleontólogo de Basiléa – Meyer- encara de esta manera. El se encuentra desde hacen diez años a la búsqueda de huellas de dinosaurio en todo el mundo. Juntamente con su colega el Dr. Martin Lockley de la Universidad de Colorado ha realizado un trabajo de pionero en la búsqueda e interpretación de huellas de dinosaurios en todo el mundo. Su último libro (Dinosaur Tracks and Other Fossil Footprints in Europe) describe todos los hallazgos de huellas de dinosaurio en Europa pero aún no ha conseguido una editorial en el área de habla germana.

    Durante seis semanas Meyer y sus colegas se descolgaron con sogas por toda la pared de Cal Orcko, 200 kilogramos de pruebas sedimentológicas y varias copias de las impresiones de dinosaurios se encuentran en los laboratorios del Museo de Historia Natural de Basiléa siendo analizadas. El próximo año una secuencia de huellas de diez metros de largo adornará la sala principal del museo.

    Lo siguiente es lo que el investigador de huellas ya puede constatar actualmente: Sobre los 30.000 metros cuadrados de la pared de Cal Orcko encontramos 3128 pisadas individuales de 294 animales. Los grandes depredadores, (terópodos) dejaron huellas de 35 centímetros de largo y representaban con 135 diferentes animales el grupo más grande.  Los sauropodos, (herbívoros) entre ellos los títanosaurios con tremendos píes (70 cm.), alcanzan a ser 106 individuos. Entre ellos se entremezclaban una cantidad de pequeños depredadores (tamaño del pie: 15 centímetros) pequeños y medianos ornitópodos vegetarianos (15 a 30 centímetros) y anquilosaúrios con impresiones de 35 centímetros dejadas en el prehistórico lago cercano al actual Sucre.

    Sobre todo las once huellas de anquilosaurios han impresionado mucho a Meyer, ya que, otra primicia, nunca antes se vieron estas en Sudamérica. Este animal, del tamaño de un hipopótamo, era representado normalmente como un torpe cuadrúpedo parecido al armadillo. "Eso no es correcto" deduce Meyer de las huellas. "El anquilosaurio era mas esbelto, de una constitución más elegante y de piernas más largas. Con una velocidad de 11 kilómetros por hora, se movilizaba extremadamente rápido." La velocidad original con la que se movían los dinosaurios se calcula según una fórmula del investigador de dinosaurios inglés Alexander. Para esto se necesita conocer la altura de la cadera del animal y la doble impresión de sus huelas. La altura de la cadera se calcula por medio del tamaño de la huella, que por lo general (también en los seres humanos) es cuatro veces el tamaño de la huella del pie.

    Los saúrios poblaron las masas continentales que lentamente se separaban hacen 235 millones de años y desaparecieron de la faz de la tierra – según la visión actual- repentinamente hacen 65 millones de años. Según los últimos resultados de investigaciones, los reptiles gigantes fueron víctimas del tremendo impacto de un meteorito en la costa frente a la península de Yucatán. Los saúrios de Sucre vivieron justamente en este periodo de transición entre el Cretácico y el Terciario, o sea que pertenecen a los últimos de su especie.

    Hacen 70 millones de años, existían una serie de lagos situados paralelamente a las primeras estribaciones de los Andes desde el norte de Argentina hasta el sur del Perú. Los dinosaurios del cretácico corrían (30 Km/h) o paseaban (3 Km/h) por las orillas de estos lagos. – Meyer: "Como si fueran bañistas en las playas de Mallorca" Los carnívoros se desplazaban paralelamente a la orilla, los vegetarianos se introducían en las aguas. El agua que bebían también los saurios voladores que también vivían aquí era la de los ríos, ya que el agua del lago era alcalina, o sea no-potable.

    Posiblemente todos estaban en busca de alimento: comían plantas de las cuales no quedaron restos, los depredadores de vez en cuando, un cocodrilo del lago. En el mismo vivían tortugas y peces que no pueden ser comparados con los que actualmente conocemos.

    Con el tiempo el lago se sedimentó. Los científicos han medido 200 metros de sedimentos lacustres. Por encima de estos se infiltraron sedimentos marinos de un brazo de mar que se extendía desde el actual Ecuador hasta Bolivia. Durante el Terciario, con la iniciación de la nueva Época de la tierra, hacen 60 millones de años, la cordillera de los Andes se creó definitivamente y estos movimientos tectónicos invirtieron el antiguo lecho del lago cerca de Sucre a una posición vertical en la que se encuentra ahora. Este es el motivo por el cual los dinosaurios de Sucre ahora parecen caminar por una pared casi vertical.

    Cuando los dinosaurios caminaban todavía sobre sus propios pies, los saúrios deben haberse desplazado durante el Jurásico final o el inicio del Cretácico desde Norteamérica a Sudamérica. Después, según Meyer " desapareció el puente terrestre que representa actualmente América Central".  Pero también es posible - como lo muestra una mirada al mapamundi de la época del Cretácico – los dinosaurios bolivianos podrían haber llegado directamente desde Africa. Meyer considera ambas posibilidades como factibles. Que los saúrios hubieran tenido su origen en Sudamérica, como sostienen paleontólogos brasileños después de sensacionales hallazgos de huesos de 235 millones de años de antigüedad, es considerado por Meyer como poco posible.

    Pero indudablemente Sudamérica y especialmente Argentina y Brasil son actualmente "El Dorado" de los cazadores de dinosaurios. A principios del presente año, paleontólogos argentinos han descubierto un inmenso territorio con huesos fosilizados del Jurásico Medio (hacen 160 y 150 millones de años), entre estos, huesos de cuatro tipos de dinosaurios hasta ahora desconocidos. "Es un verdadero Parque Jurásico" explicaba emocionadamente el paleontólogo Gerardo Cladera, cuyo afortunado equipo descubrió el cementerio de animales de 150 millones de años. "Fósiles del Jurásico son extremadamente raros, hasta ahora solo se encontraron en Madagascar y China".

    Tiempo antes los investigadores descubrieron en el oeste de Argentina restos de huesos de un saúrio desconocido. El animal vegetariano que posiblemente tenía un largo de 30 metros vivió hacen aproximadamente 95 millones de años. Pero además los huesos del saurio más grande hasta ahora conocido, el Argentinosaúrio, fueron encontrados en esta región.

    Christian Meyer prefiere dedicarse a las huellas de dinosaurios antes que a los huesos, y eso en todos los lugares del mundo. "Estuve en todos los yacimientos más importantes" comenta de manera poco humilde – no ha investigado solamente en Groenlandia, Sur Africa y Africa Central. "Mientras tanto contamos con un banco de datos de huellas de dinosaurios de todo el mundo."

    Su interés por la paleontología se inició muy temprano, a pesar de que en el principio fueron los invertebrados, como las estrellas de mar, los que lo fascinaron hasta obtener su Masterado y Doctorado. Hacen diez años que Meyer se enfrento con sus primeras huellas de dinosaurio en Suiza, situadas igualmente en una pared vertical. Desde ese entonces ha perfeccionado la mezcla de alpinismo y geología.

    Los paleontólogos especializados en animales vertebrados "se reían de nosotros los investigadores de huellas cuando empezamos este trabajo con mi colega Martin Lockley hacen diez años." En realidad, las ventajas de la investigación de huellas están a la vista. Un esqueleto nos permite conocer la anatomía y la morfología de funcionamiento, pero no nos permite conocer nada de la ecología de los saúrios. Cual era el ambiente en el que vivían, como era su comportamiento, cuán rápidos eran? Y como dice Meyer triunfalmente basándose en su experiencia: "Un investigador puede encontrar solamente un esqueleto durante toda su vida, pero miles de huellas."

    Las huellas de Sucre por ejemplo ayudan a corregir algunas suposiciones erradas. Según algunas opiniones científicas, las variedades de saúrios fueron disminuyendo paulatinamente con el correr del tiempo, la diversidad disminuyó y posteriormente debido a esto desaparecieron los dinosaurios. Contrariando esta teoría, en la cantera de Cal Orcko los paleontólogos encontraron las huellas de casi todos los ejemplares de dinosaurios conocidos. Meyer: " Todo el muestrario esta allí, poco tiempo antes de que desaparezcan los grandes dinosaurios durante la separación entre el Cretácico y el Terciario". Esto representa también un descubrimiento único basado en las huellas de dinosaurio de las serranías bolivianas. El investigador de Basiléa está además convencido, que la desaparición de los dinosaurios fue "un evento multifactorial". "Con seguridad el enfriamiento del clima jugó un papel importante. El meteorito que cayó frente a Yucatán juntamente con las erupciones volcánicas en la India hicieron lo suyo. Probablemente la cadena alimenticia fue interrumpida."

    La segunda muerte de los saúrios de Sucre ya se puede prever. Bernardino Mamani, Director del Departamento de Paleontología del Museo de Historia Natural en La Paz se queja: "Las huellas de Cal Orcko desaparecerán en diez años". El viento, la lluvia y la posición vertical desgastan el quebradizo material de tal manera, que "nuestros hijos podrán ver las huellas de Cal Orcko solamente en fotografías." Para poder conservar algunas partes de la pared en su estado original, el investigador de dinosaurios Meyer ha presentado a la UNESCO algunas propuestas prácticas. Hasta ahora no existe una reacción positiva de la Organización Mundial de la Cultura.

    Por el momento un grupo de bolivianos interesados en la cultura está tratando de dar un nuevo impulso al proyecto. Meyer desea apoyarlos con un equipo de geotécnicos, geólogos y alpinistas que desarrollarán un primer plan de rescate. Partes de la pared de roca deben ser aseguradas permanentemente con anclas para roca. Pero lo primero debe ser el sellado de la arista superior, para evitar que el agua de la lluvia penetre en las capas de greda que se encuentran debajo de la capa con las huellas y hagan que estas se desplazen.

    El Director de Basiléa espera juntamente con Klaus Schütt, que su sueño de los donantes y el título nobiliario de la UNESCO se conviertan algún día en realidad. En caso contrario el yacimiento de huellas pre-histórico más grande del mundo será pronto un solo barrial.

     

    Michael Zick

     

    Direcciones de Internet

    Museo de Historia Natural de Basiléa www.nmb.bs.ch/

    Datos sobre la geología y sedimentología alrededor de Sucre http://www.unibas.ch/earth/GPI/paleo/molinopictures.htm

    Museo de Dinosaurios Aalthal www.sauriermuseum.ch/

    Parque de Dinosaurios Münchenhagen www.dinopark.de/

    Museo de Dinosaurios Esperaza www.dinosauria.org

    Museo e Instituto Paleontológico de la Universidad de Zurich www.palinst.unizh.ch/museum.shtml

    Películas sobre Dinosaurios www.epilog.de/Lexikon/D/Dinosaurier/Dinosaurier.htm

    Información nueva sobre la investigación de dinosaurios www.dinosaurier.org/nachrichten/start.htm

     

    Traducción de un articulo publicado en la revista: BILD DER WISSENSCHAFT BDW (Espejo de la Ciencia). Deutsche Verlags-Anstalt GmbH Stuttgart República Federal Alemana. Septiembre del 2001

    Volver a artículos

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto