Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

ts.gif (1152 bytes)

Servicios

Libro de visitas

Galería de imágenes
(más de 9.400 gráficos y fotos)

Secciones

Definición de un ser vivo

Los seres vivos, objeto del estudio de la biología

La célula

La evolución

La clasificación de los seres vivos

Árbol genealógico
(más de 730 subpáginas y miles de descripciones de especies):
 
Mapa de clasificación completo

Anexos

APÉNDICE: Los Seres Vivos en el pasado

Vídeos de mascotas y animales

ti.gif (1148 bytes)
Portada - La evolución - Introducción

Introducción


      El primer hallazgo de un dinosaurio del que se tiene constancia se produjo en el siglo XVII. Robert Plot, conservador del Museo Ashmolean de Oxford, en Inglaterra, recibió un hueso fósil fuera de lo común, procedente de una cantera de la zona de Cornwell, en el condado de Oxford. En 1.976, publicó un dibujo de este hueso en su libro Natural History of Oxford-shire, being an Essay toward the Natural History of England, especulando sobre lo que podría ser. Según él, era un hueso auténtico, o al menos lo que quedaba de uno, y no un simple juego de la naturaleza producido por alguna fuerza desconocida, dentro de la corteza terrestre. En la época de Plot, muchos  naturalistas atribuían al Diablo las cochinillas y los huesos fosilizados que parecían sepultados en las rocas, y decían que habían sido puestos allí para engañarnos con respecto a la veracidad de la Biblia; o de lo contrario, decían que se trataban de formaciones rocosas accidentales que simplemente se parecían a las cochinillas o los huesos actuales Pero Plot no aceptaba ninguna de estas dos explicaciones, y opinaba que la forma del perfil y la estructura interna porosa eran tan similares a los huesos actuales que cualquier otra explicación carecía de sentido.

 

      Además, Plot supuso correctamente que el espécimen era el extremo inferior del fémur, el extremo de la rodilla, de algún animal gigantesco. Escribió, debía pertenecer a algún animal más grande que un buey o un caballo; de ser así, como dicen casi todos los demás autores en un caso similar, es probable que fuera el hueso de algún elefante que hubiesen traído a Gran Bretaña durante el gobierno de los romanos.

      Sin embargo, Plot tampoco estaba satisfecho con este argumento. Uno de los motivos era la falta de pruebas documentales de que los romanos hubiesen llevado elefantes a Gran Bretaña. Otro, que había visto un elefante vivo que se exhibía en Oxford en 1.676, y había observado que sus huesos tenían que ser mucho más largos que el ejemplar de la región de Cornwell. Procedió a compilar información histórica sobre los esqueletos de restos humanos de tamaño gigantesco hallados en cementerios religiosos, y se detuvo en las numerosas menciones de gigantes que aparecían en textos bíblicos, históricos y mitológicos. Este ejemplar, entonces, debía de ser el hueso de un hombre o una mujer, a pesar de su magnitud extravagante.

 

      Gracias al dibujo de Plot, podemos identificar este ejemplar como el extremo inferior del fémur de un Megalosaurus, un dinosaurio carnívoro que, a partir de ese momento, se ha hallado con bastante frecuencia entre las piedras del condado de Oxford correspondiente al Jurásico medio. Sin embargo, algunos años después de su descubrimiento, el hallazgo recibió una interpretación y un nombre bastante peculiares. En 1.763, R. Bookes, en su libro The Natural History of Waters, Earths, Stones, Fossils and Minerals with their Virtues, Properties and Medicinal Uses, le dio el nombre de Scrotum humanum, teniendo en cuenta su forma, ya que no su extraordinario tamaño. En realidad, fue la primera ocasión en que se dio un nombre científico a una especie de dinosaurio. Tendríamos que llamar Scrotum al Megalosaurus, y a los megalosáuridos, una familia importante de dinosaurios carnívoros primitivos; habría que denominarlos escrótidos. Afortunadamente, ningún otro paleontólogo contemporáneo de Bookes utilizó este nombre, y al poco tiempo desapareció de circulación.

     
 

Volver arriba Volver arriba

  © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
  Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

  Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto