Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)
    Portada - Árbol genealógico de los dinosaurios - Ornitópodos - Iguanodontes - Iguanodóntidos - Probactrosarus

    Probactrosarus

    Probactrosaurus: Significa antes del reptil bactriano. Recibió su nombre por Rozhdestvensky. De la longitud de un elefante, era un pacífico herbívoro. Probablemente disfrutaba con la exuberante vegetación de las tierras pantanosas, recogiendo grandes bocados de helechos y equisetos, que masticaba lentamente. Se parecía mucho a su pariente el Iguanodon. Algunos científicos creen incluso que puede tratarse del mismo dinosaurio. Sus crías probablemente se erguían con comodidad sobre las patas traseras, pero cuando crecían, las delanteras se hacían más largas y fuertes. Los adultos caminaban sobre cuatro patas, y sus pies tenían garras parecidas a cascos, que les daban una resistencia adicional. Para un herbívoro era una gran ventaja incorporarse sobre las patas traseras. Cuando escaseaban los brotes y matorrales bajos, podía alimentarse de las hojas de las ramas altas. Era muy voluminoso y su apetito, insaciable. Su cabeza alargada y plana, bastante grande, de 1 metro de longitud, tenía un hocico parecido al de los caballos actuales. Arrancaba los brotes con su pico sin dientes y los desmenuzaba con los anchos dientes de sus carrillos, que estaban dispuestos en hileras de dientes de corta irregular y juntos, que le permitían devorar con rapidez. De un mordisco, podía llenarse la boca con gran cantidad de comida. No era tan ágil como los dinosaurios gacela. Tampoco estaba protegido por una pesada armadura ni contaba con cuernos afilados como algunos herbívoros. Entonces, ¿cómo se defendía de los depredadores? Los expertos creen que los iguanodóntidos podían contraatacar. Cuando un gran depredador se abalanzaba sobre él, probablemente el dinosaurio se incorporaba en toda su altura y lo apuñalaba con su garra en forma de púa. Con profundos cortes en los ojos, la cara o el cuello, el depredador huía a curarse las heridas. El herbívoro también tenía que proteger a los miembros débiles de su familia: las crías y los viejos. Probablemente compartía esta responsabilidad viviendo en grupos. Los dinosaurios demasiado pequeños o débiles para luchar permanecían en el centro del grupo, mientras sus parientes más corpulentos y fuertes montaban guardia a su alrededor. Estos perros guardianes daban la alarma en cuanto había alguna señal de peligro. Como el Maiasaura, quizá ponía huevos en grandes zonas de nidificación. Allí, las crías estaban seguras en medio del grupo hasta que alcanzaban la edad suficiente para defenderse por sí mismas. Medía 6 metros de longitud. Vivió hace unos 100 millones de años, a mediados del período Cretácico, en Mongolia y China, Asia.

    Sauristiquios

    Ornistiquios

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto