Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)
    Portada - Árbol genealógico de los dinosaurios - Sauropodomorfos - Saurópodos - Cetiosáuridos - Cetiosaurus

    Cetiosaurus

    Cetiosaurus: Significa reptil ballena. Los saurópodos herbívoros del período Jurásico fueron los mayores dinosaurios. Éste, de la longitud de dos autobuses y del peso de 4 elefantes, necesitaba ingerir grandes cantidades de alimento. Un elefante africano como el equivalente a un tercio de su peso corporal al día. Este dinosaurio tenía cuatro veces el tamaño de un elefante, pero su pequeña cabeza y sus débiles dientes no le permitían masticar tanta vegetación en un solo día. Entonces, ¿Cómo lograba sobrevivir? Los científicos pensaban que los saurópodos comían blandas plantas acuáticas, que apenas hay que masticar. Pero su largo cuello estaba mejor adaptado para alcanzar las hojas de los árboles más altos. Usaba sus dientes en forma de cuchara para rastrillar las ramas y arrancar las hojas, que tragaba enteras y trituraba en el estómago mediante gastrolitos o piedras estomacales. En el interior de un saco muscular parecido a la molleja de las aves, las piedras convertían la vegetación en una pasta blanda. Los primeras restos de este dinosaurio, que fue el primer saurópodo que se descubrió, se encontraron en un lugar cercano a Oxford llamado Oxfordshire hace más de 160 años, en 1.830, Inglaterra. Se encontraron fragmentos de miembros y huesos de la columna vertebral. El experto Georges Cuvier identificó los fósiles como huesos de ballena. Con esto, toda la gente creyó que esos fósiles tan grandes pertenecían a una ballena. Pero diez años más tarde, en 1.841, que se habían descubierto dos ejemplares más, Richard Owen, el hombre que inventó la palabra dinosaurio, sugirió que los fósiles pertenecían a un reptil parecido a una ballena y lo llamó Cetiosaurus. Se llama así por lo que hemos dicho antes. Años más tarde se descubrió otro ejemplar mucho más completo en Ruthland, Inglaterra, cerca de la anterior zona de Oxford. Hoy puede verse en el museo de Leicestershire, también en Inglaterra. Por este hallazgo, en 1.869, Thomas Huxley confirmó finalmente que era un dinosaurio que vivía en tierra firme. En 1.979 se encontró un fémur suyo en Marruecos, por lo que no sólo vivió en Inglaterra, casi tan alto como una portería de fútbol. Esto nos da una idea del tamaño que alcanzaba este dinosaurio. En total, nosotros lo conocemos algo más o menos por el lomo, partes de miembros, cuello, algo de la cola y la cabeza. Los pulmones de un saurópodo se habrían aplastado por la presión del agua si se hubiera pasado todo el día sumergido, con sólo las fosas nasales sobresaliendo del agua. Pero probablemente le encantaba chapotear, como a los elefantes actuales. Los rastros de pisadas han demostrado que algunos saurópodos se impulsaban por el agua apoyando las patas delanteras en el fondo y dejando flotar las traseras. La mayoría de los saurópodos tenían huecos en la espina dorsal para aligerar su peso, pero éste era más primitivo y tenía un espinazo macizo, compacto y resistente. Cuatro patas robustas sostenían su voluminoso cuerpo, que se equilibraba con su largo cuello y con la cola. La impresionante altura de un adulto hacía improbable el ataque de algunos carnívoro hambriento. Pero las crías siempre corrían peligro. Para protegerse, los dinosaurios más jóvenes probablemente viajaban con los mayores. Es posible que se defendiera con su cola de látigo y dando patadas con sus macizas patas provistas de pesadas garras de unos 18 centímetros de largo, que se servirían también como anclas a los depredadores que le acosaban. Pertenecía al grupo de los cetiosaurios y le daba el nombre al grupo. Medía hasta 18 metros de longitud, 8 de alto si se erguía y casi unas 20 toneladas de peso. Vivió hace unos 160 millones de años, a finales del período Jurásico, en los lugares antes mencionados.

    Sauristiquios

    Ornistiquios

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto