Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)

    Apúntate a la lista de correo

    Portada - Árbol genealógico de los dinosaurios - Ornitópodos - Pequeños ornitópodos - Hipsilofodóntidos - Orodromeus

    Orodromeus

    Orodromeus: Significa corredor de montaña. Los expertos descubrieron 10 nidos con huevos fosilizados muy distintos de los encontrados hasta entonces. Los huevos eran más pequeños, pero, lo que aún es más importante, no habían sido pisoteados por las crías de dinosaurios que salieron de ellos. En el nido había 19 huevos puestos en espiral que no llegaron a abrirse. Los científicos utilizaron una máquina de rayos X llamada TAC, que es la moderna máquina para ver el interior del cuerpo humano, pudieron ver dentro de cada huevo. Pudieron distinguir los primeros embriones de dinosaurio enroscados en el interior de los huevos de las crías que no llegaron a nacer. Los científicos encontraron después cerca de los nidos restos de huesos fósiles. Pudieron identificar los embriones y los huesos esparcidos como restos de un nuevo miembro de la familia de los hipsilofodóntidos. Lo llamaron Orodromeus. Los científicos decidieron que dejaban sus crías a su suerte. El hecho de los huevos que no fueran pisoteados cuando las crías salieron de ellos, indicó a los expertos muchas cosas. Cuando se encontraron en el mismo sitio un nudo de huevos del gran Maiasaura estaban destrozados porque los recién nacidos permanecían algún tiempo en el nido. Los embriones de este pequeño herbívoro poseían patas y articulaciones más desarrolladas, por lo que no tenían que permanecer en el nido y no pisotearon los huevos. Los reptiles actuales, como las tortugas terrestres y las marinas, también abandonan sus huevos después de la puesta. Como este dinosaurio, excavan un agujero, depositan los huevos y los cubren de tierra para ocultarlos de los depredadores. Cuando los científicos examinaron los embriones del interior de los huevos descubrieron que estaban bien desarrollados. Los embriones fósiles de Maiasaura no están, ni con mucho, tan bien desarrollados. Probablemente los padres cuidaban de sus crías en el interior del nido. Los restos fósiles indican que este pequeño Hipsilofodóntido anidaba en grandes colonias. Los padres quizá vigilaban sus huevos hasta que salían las crías y la visión de tantos Orodromeus podría desanimar a los enemigos de menor tamaño. Pero los restos esparcidos junto a los nidos eran muy jóvenes o recién salidos del huevo indican que los padres no podían alejar a los grandes depredadores. Un nido lleno de recién nacidos sería un blanco fácil para un carnívoro hambriento ya que se ha comprobado que los depredadores estaban al acecho. Tenían que estar siempre atentos para defender sus nidos de los voraces Troodon. Los herbívoros no podían perder de vista sus vulnerables huevos, pero en cuanto las crías abandonaban el nido, eran más difíciles de distinguir, por lo que si los padres dejaban sun cuidados a sus pequeños, quizá los ayudaban así a sobrevivir. Se han hallados restos de Albertosaurus cerca de los nidos. Preferían anidar en las islas bajas de los lagos poco extensos y profundos. Así, sería más difícil atacarles. Como las crías de la tortuga moderna, las crías quizá nacían con el instinto de correr directamente hacia el agua o quizá se comportaban como los patitos actuales y seguían a su madre hasta la seguridad de los bajíos. Este dinosaurio era un herbívoro que cuanto era adulto podía correr a gran velocidad sobre dos patas traseras. Medía sólo 2 metros y medio de largo. Vivió hace 75 millones de años, en el Cretácico superior, en Montana, EE.UU.

    Sauristiquios

    Ornistiquios

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto