Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)
    Portada - Características de los dinosaurios - Colas

    Colas

        La mayoría de los dinosaurios usaban la cola para defenderse de los depredadores. Al Diplodocus, por ejemplo, le caracterizaba una cola muy larga, que usaba como látigo si se veía amenazado por un enemigo. El Stegosaurus tenía espinas en la cola que podían herir gravemente a un dinosaurio agresivo, y la cola en forma de porra del Euplocephalus también era un peligro para los carnívoros. Sin embargo, éstos no necesitaban emplear la cola para defenderse, puesto que contaban con garras y dientes. Se servían de la cola para mantener el equilibro mientras corrían.

        Cerca del extremo de la cola, el Stegosaurus tenía dos pares de grandes púas de hueso y con la punta muy aguzada. Ésas eran sus armas, y las usaba para defenderse de los depredadores al acecho. Si le atacaban, el Stegosaurus golpeaba con la cola, y las púas de clavaban profundamente en la carne de su enemigo.

        El Iguanodon no tenía la cola en forma de porra ni provista de espinas para defenderse. Su arma eran los afilados espolones de los pulgares. Usaba la cola, de 4 metros de longitud, para mantener el equilibrio cuando se incorporaba y andaba sobre las patas traseras. Debido a la potencia de su cola, algunos expertos creen que el Iguanodon se apoyaba a veces sobre ella, como los canguros actuales.

        El Deinonychus, carnívoro temible, tampoco necesitaba servirse de la cola: atacaba con sus grandes garras curvas. Usaba la cola para mantener el equilibrio, y la mantenía tiesa y paralela al suelo para correr. Se ponía rígida mediante una especie de varillas óseas. Algunos paleontólogos creen que el Deinonychus usaba la cola como timón para maniobrar y esquivar los objetos durante la carrera.

        Ni siquiera los mayores dinosaurios estaban a salvo de las agresiones. El Diplodocus era enorme, pero tenía que usar la cola, tan larga como el resto de su cuerpo, como látigo para defenderse de los depredadores carnívoros como el Ceratosaurus. Un golpe certero con aquella cola tuvo que ser terrible para un enemigo. La cola también servía al Diplodocus para mantener el equilibrio cuando se incorporaba sobre las patas traseras a fin de alcanzar las hojas más altas de los árboles. La cola, que se iba adelgazando hacia el extremo, constaba de 73 huesos.

        La gran porra del extremo de la cola del Euplocephalus era de hueso. Cuando este dinosaurio era atacado, empleaba los potentes músculos de la cola para golpear a sus enemigos, a los que podía fracturar los huesos de las extremidades. Esta porra alcanzaba a veces un metro de ancho. Un mazazo con ella equivalía a arrojarle a uno una nevera.

        Aunque el Tyrannosaurus rex es uno de los dinosaurios más temidos, aún no se han encontrado fósiles de todos los huesos del extremo de la cola, por lo que nadie conoce exactamente la longitud que alcanzaba. Muchos científicos creen que la cola era tan larga que la arrastraba al caminar. El Tyrannosaurus rex sólo usaba la cola para mantener el equilibrio.

    Introducción a características de los dinosaurios

    La cabeza

    El cuerpo

                                             

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto