Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

 
ts.gif (1152 bytes)

Sobre el Web:

Novedades de la sección dinosaurios

Noticias de dinosaurios

Libro de visitas

Consultorio

Secciones destacadas

Lista de la A a la Z

Árbol genealógico de los dinosaurios
(Incluye información individual de unos 600 dinosaurios)
  • Terópodos
  • Sauropodomorfos
  • Segnosaurios
  • Ornitópodos
  • Marginocéfalos
  • Tireóforos
  • Información sobre dinosaurios:

    ¿Qué es un dinosaurio?

    El origen de los dinosaurios

    Características de los dinosaurios

    El hábitat de los dinosaurios

    Modo de vida de los dinosaurios

    Las preguntas sin respuesta

    Fósiles

    Dinosaurios y museos

    Récords de dinosaurios

    Los períodos geológicos

    Artículos sin clasificar

    Anexos

    Reptiles marinos

    Reptiles voladores

    Primeros cocodrilos

    ti.gif (1148 bytes)
    Portada - Fósiles - El transporte de fósiles de dinosaurios

    El transporte de fósiles de dinosaurios

        A continuación se trasladas los ejemplares escayolados a un museo o una universidad, para su estudio. El transporte a veces constituye un grave problema logístico para una expedición de este tipo, debido al enorme peso y volumen de muchos especimenes, al terreno escabroso por el que hay que transportarlos y por las distancias que en algunos casos hay que recorrer.

        En los días heroicos de la búsqueda de dinosaurios en América del Norte, durante el siglo pasado, los huesos se retiraban de los yacimientos a lomo de caballo o en carretones. Después había que arrastrarlos a lo largo de muchos kilómetros de terreno baldío irregular, a menudo sin contar con las ventajas de una carretera o un camino, hasta una estación de ferrocarril, donde se los subía a un buen tres que realizaría el largo viaje hacia el este, hasta Nueva York, Washington, o algún otro centro de estudios de la época. A veces el viaje desde el yacimiento hasta el laboratorio llevaba semanas, y entre los peligros cabe mencionar las terribles condiciones climáticas, en muchos casos, estos equipos de buscadores de huesos trabajaban durante todo el invierno, la hostilidad de los indios, además del desgaste del transporte y la manipulación inadecuada de los especimenes por parte de los empleados del ferrocarril, que no sabían lo que tenían entre manos. Hasta los últimos años del siglo XIX, se solían meter los huesos en cajones con paja o arpillera, y a veces sufrían un daño considerable en el transcurso del viaje. Las distintas técnicas de escayolado se desarrollaron a fines de la década de 1.870. Un método utilizaba tiras de tela empapadas en engrudo, mientras que otro se reducía a amontonar el yeso sobre la parte exterior de los huesos. La técnica moderna que hemos descrito, que consiste en empapar en yeso las tiras de arpillera y disponerlas después sobre los huesos, se convirtió en el procedimiento habitual a partir de la década de 1.880.

        En esa época, además, los mismos paleontólogos a menudo tenían escasa experiencia de campo. Esperaban en el laboratorio a que les enviaran los huesos, y tenía muy poca idea del contexto donde se los habría recogido. Esto daba origen a sorprendentes confusiones cuando procuraban volver a montar los esqueletos: a veces se incorporaban fragmentos y piezas de diversos especimenes en una reconstrucción, porque no se tomaba nota de la distribución exacta de los huesos sobre la roca.

        Ahora el transporte se suele hacer en furgoneta. Todavía existe el peligro del terreno escabroso en muchas localidades, y a veces los huesos se dañan, aunque siempre estén escayolados. Sin embargo, los miembros del equipo suelen acompañar los huesos, provistos de mapas detallados sobre la disposición de los fósiles antes de que se los excavara, además de fotografías. El montaje resulta ahora bastante más fácil que en el pasado.

    Fósiles

         
     

    Volver arriba Volver arriba

      © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
      Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

      Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto