Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

ts.gif (1152 bytes)

Servicios

Libro de visitas

Galería de imágenes
(más de 9.400 gráficos y fotos)

Secciones

Definición de un ser vivo

Los seres vivos, objeto del estudio de la biología

La célula

La evolución

La clasificación de los seres vivos

Árbol genealógico
(más de 730 subpáginas y miles de descripciones de especies):
 
Mapa de clasificación completo

Anexos

APÉNDICE: Los Seres Vivos en el pasado

Vídeos de mascotas y animales

ti.gif (1148 bytes)
Portada - Metazoos - Cordados - Vertebrados - Gnatóstomos - Aves

Aves

      Las aves son una clase de vertebrados con el cuerpo cubierto de plumas, miembros anteriores convertidos en alas para volar, y los posteriores, generalmente con cuatro dedos, diversamente adaptados para caminar, nadar, escarbas, trepar, posarse en los árboles, etc.

      Su boca está provista de pico, que es un estuche córneo que recubre las mandíbulas, y sin dientes en las aves actuales.

      Poseen un sólo condijo occipital; cuello largo y flexible formado a veces, de numerosas vértebras; esternón ancho y casi siempre aquillado, y las vértebras caudales reducidas en las aves vivientes a un pigostilo.

      El esqueleto es, en general, muy ligero y, a la vez, resistente; en el interior de los huesos largos hay sacos aéreos, que disminuyen el peso y proporcionan una reserva de aire para la respiración pulmones, al igual que otros sacos aéreos en diversos lugares del cuerpo; en la parte inferior de la tráquea tienen un órgano fonador, la siringue.

      Los músculos pectorales son muy poderosos en las aves voladoras.

      Tienen el corazón con cuatro cavidades, como en los mamíferos, pero el cayado aórtico se curva hacia la derecha; la circulación es doble y completa.

      El aparato digestivo consta de buche, molleja trituradora y cloaca. Son homotermos, con temperatura superior, en general, a la de los mamíferos. Las hembras suelen poseer un solo ovario y un solo oviducto, los del lado izquierdo; son ovíparas, con fecundación interna, y ponen huevos telolecitos, protegidos por una cáscara caliza.

      El desarrollo embrionario es con amnios y alantoides. La incubación es externa, realizada por los padres, quienes cuidan de la prole en la mayoría de los casos. A veces construyen, para ello, nidos muy variados y perfectos.

      Sus sentidos visual y auditivo son extraordinariamente agudos: los ojos, mucho mayores proporcionalmente que en los demás vertebrados, poseen un tercer párpado en cortina, la membrana nictitante.

      Morfológicamente constituyen un grupo muy homogéneo, en especial las aves vivientes, aunque sus tamaños varían mucho, desde algunos diminutos colibríes, de 5 ó 6 centímetros, hasta el avestruz africano, de más de 2 metros de altura, o el cóndor andino, de casi 3 metros de envergadura, sin constar los extinguidos Epiornis y Dinornis, de más de 4 metros de talla.

      Viven en medios muy diferentes, algunas son capaces de atravesar los océanos, y su régimen es muy variado. Poseen costumbres muy notables, a veces relacionadas con la reproducción, así como sus coloraciones, bellísimas muchas de ellas y, en ocasiones, de carácter protector.

      En la actualidad se estudia con especial interés el fenómeno migratorio de las aves, y algunos biólogos creen que el vuelo primaveral, realizado por estos animales hacia el Norte, no está determinado por cambios meteorológicos o nutricionales, como el del otoño, sino por alteraciones químicas en el organismo del ave.

      En lo que se refiere al sistema de orientación de que se valen, el alemán Gustav Kramer afirma que las aves de migración diurna, los estorninos, por ejemplo, se guían por el Sol y sus cambios de posición; su compatriota, el doctos Franz Sauer, estudió al migraciones nocturnas y llegó a la conclusión de que se guían por las estrellas, aseveración confirmada por el ornitólogo suizo Ernst Sutter, al afirmar que en el caso de que las estrellas queden ocultas por nubes, niebla o lluvia, las aves suspenden temporalmente la migración. Se trata, sin embargo, de hipótesis no plenamente comprobadas, y la mayoría de los Ornitólogos opinan que las aves jóvenes aprenden sus rutas migratorias al realizar sus primeros vuelos con sus padres.

      Asimismo ha sido objeto de estudio la velocidad de su vuelo. Aubert en su obra Estudio sobre la emigración de las aves, da las siguientes velocidades por hora: chorlitos, 50 kilómetros; grullas y cigüeñas, 70; tórtolas, 100; ánades, 150; cercetas, 180, y golondrinas, 200.

      Las aves desempeñan un papel importante como represores de la multiplicación de los pequeños mamíferos como ratones y topos, caracoles e insectos dañinos. Algunas destruyen los animales útiles, tales como peces comestibles; otras destruyen las cosechas, mientras que otras escampan las malas hierbas; pero la acción de las aves, generalmente, es muy beneficiosa para el hombre.

      Los restos de aves más antiguos que se conocen son los del género Archaeopteryx y Archaeornis, que, por algunos de sus caracteres, se denominan saururas o arqueornites, y establecen su clara ascendencia reptiliana: cola vertebrada, dedos con uñas en las alas, pico sin dientes, etc. Las restantes aves, ornituras o neornites, constituyen la inmensa mayoría de las especies extinguidas y vivientes, algunas de las cuales, del período Cretácico, conservan aún los dientes; otras, semejantes a los actuales avestruces, pero de mayor tamaño, vivieron en Madagascar, Nueva Zelanda, etc., ya en época histórica.


Parazoos

Eumetazoos

Radiados

Bilaterales

   Acelomados

   Pseudocelomados

   Celomados prostómidos

   Celomados deuterostómidos

     
 

Volver arriba Volver arriba

  © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
  Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

  Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto