Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

ts.gif (1152 bytes)

Servicios

Libro de visitas

Galería de imágenes
(más de 9.400 gráficos y fotos)

Secciones

Definición de un ser vivo

Los seres vivos, objeto del estudio de la biología

La célula

La evolución

La clasificación de los seres vivos

Árbol genealógico
(más de 730 subpáginas y miles de descripciones de especies):
 
Mapa de clasificación completo

Anexos

APÉNDICE: Los Seres Vivos en el pasado

Vídeos de mascotas y animales

ti.gif (1148 bytes)
Portada - Metazoos - Cordados - Vertebrados - Gnatóstomos - Reptiles - Diápsidos - Arcosaurios - Tecodontos - Ornitosuquios - Lagosúquidos

Lagosúquidos

      Los lagosúquidos, que significa cocodrilos-conejo, fueron una familia de tecodontos ornitosúquidos.

      Fueron unos protodinosaurios bípedos o cuadrúpedos, con largas piernas y manos parecidas a las de los conejos, capaces de asir a las presas.

      La cabeza, cuello, hombros y tobillos demostraban rasgos descubiertos en sus posibles descendientes: dinosaurios y pterosaurios.

      Vivieron a principios del Triásico superior, en Argentina.

- Lagosuchus: También llamado cocodrilo conejo. A los científicos a veces les cuesta inventar nombres adecuados para los nuevos animales, puesto que éste no se parecía mucho a un cocodrilo, y aún menos a un conejo. Alcanzaba el tamaño de un conejo y es probable el antepasado más próximo a los dinosaurios. Esta tan próximo a ser uno de ellos que sólo le faltan algunos rasgos de poca importancia. Cuando corría velozmente sobre sus dos flacas patas, parecía un dinosaurio en miniatura. Los expertos creen que las caderas y las patas traseras de este reptil eran demasiado primitivas para considerarlo un verdadero dinosaurio, pero compartía muchas características, que, en algún tiempo, se creyó que eran exclusivas de los dinosaurios bípedos más pequeños. Entre los rasgos propios de los dinosaurios que se observan en este reptil, podemos mencionar el cuarto trocánter del fémur, que parece una cuchilla, un acetábulo abierto o cavidad pélvica, y un pie alargado como el de las aves, en el cual los primeros cuatro dígitos eran muy largos y estaban amontonados, mientras que el quinto era reducido; y el animal se ponía de pie sobre la punta de los dedos. Muchos animales corredores tienen las patas traseras proporcionadas. Los dinosaurios bípedos las tenían largas, con muslos musculosos y tibias delgadas, y podían avanzar velozmente a grandes zancadas. Las tibias de este pequeño reptil doblaban en longitud a sus fémures y, como los dinosaurios bípedos, debió ser un buen corredor. Se parecía más a un dinosaurio que a otro reptil porque corría con las patas tiesas y rectas, y no extendidas hacia los lados. Algunos expertos creen que estaba emparentado con los pterosaurios y los cocodrílidos. Tenía la cola larga y fina de un dinosaurio, que le ayudaba a equilibrar la cabeza y el cuello cuando corría tras su presa. Su constitución ligero lo convertía en un cazador muy ágil. Tenía la cabeza estrecha y el hocico puntiagudo. Es probable que este pequeño animal se alimentara de insectos y de reptiles del tamaño de un lagarto, que se movían con mucha rapidez. Medía unos 30 centímetros de longitud. Vivió hace unos 220 millones de años, a mediados del período Triásico, en Brasil, Argentina.


Parazoos

Eumetazoos

Radiados

Bilaterales

   Acelomados

   Pseudocelomados

   Celomados prostómidos

   Celomados deuterostómidos

     
 

Volver arriba Volver arriba

  © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
  Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

  Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto