Volver a la portada de Duiops
 Volver al Web de Duiops
Google 
 
En Internet En duiops.net

 

ts.gif (1152 bytes)

Servicios

Libro de visitas

Galería de imágenes
(más de 9.400 gráficos y fotos)

Secciones

Definición de un ser vivo

Los seres vivos, objeto del estudio de la biología

La célula

La evolución

La clasificación de los seres vivos

Árbol genealógico
(más de 730 subpáginas y miles de descripciones de especies):
 
Mapa de clasificación completo

Anexos

APÉNDICE: Los Seres Vivos en el pasado

Vídeos de mascotas y animales

ti.gif (1148 bytes)
Portada - Metazoos - Cordados - Vertebrados - Gnatóstomos - Mamíferos - Terios - Euterios - Dinocerados

Dinocerados

 

 En este orden fósil tenemos las familias como la de los uintatéridos y los baritéridos. El principal representante de la primera era el Uintatherium:

- Uintatherium: También llamado bestia de Uinta. El nombre se debe a las montañas donde fue descubierto. Fue el primer mamífero realmente grande. Tenía tres pares de cuernos, como bultos o protuberancias óseas, en la cara y en su gigantesca cabeza. Se cree que sólo los machos tenían otras armas: dos largos colmillos o dientes caninos, de unos 15 centímetros de longitud. Quizás utilizaban estos caninos para combatir entre ellos por las hembras y el territorio, como los hipopótamos modernos. Probablemente usaban los seis cuernos para defenderse y para convencer a las hembras en los duelos entre machos. Tenía anchos dientes como muelas en los carrillos para masticar plantas. Alcanzaba el tamaño de los rinocerontes actuales: 3 metros y medio de longitud. Vivió hace unos 55 millones de años, a finales del Paleoceno y principios del Eoceno, donde hoy se alzan las montañas Uinta, en Colorado; y en las llanuras de Utah, EE.UU.

Los mamíferos, que en la era de los dinosaurios estaban representados por especies no mayores que los ratones, al empezar la era cenozoica habías asumido también formas mastodónticas, y, además, aumentando en número suplantaron a los reptiles en su supremacia sobre toda la Tierra. Durante el eoceno, en los frondosos bosques que en aquel tiempo cubrían NorteAmérica, vivió el Uintatherium; su nombre deriva de los montes Uinta, en Utah, donde se encontraron los primeros esqueletos. Como si no bastasen sus largas uñas de 20 centímetros y cortantes como puñales para hacer amenazador su aspecto, el Uintatherium tenía, además, tres pares de cuernos. El macizo cuerpo, más volumiso que el de un rinoceronte, se asentaba torpemente sobre sus patazas. Nuestra bestezuela debía ser bastante tonta, pues, pese a su mole, su cerebro no era mayor que el de un perrito... Además de los largos caninos que exhibía a los lados de la boca, el Uintatherium tenía también grandes molares para triturar la hierba, hojas y cortezas: efectivamente, a pesar de su feroz apariencia, su dieta era vegetariana.

¿Sabíais que las primeras especies de Uintatherium vivieron en el paleoceno y no superaban la talla de un cerdo? Que este mamífero se extinguió a fines del eoceno, sin dejar descendientes?

Dado su minúsculo cerebro, los Uintatherium vivían probablemente según instintos simples y reflejos. Por ello se espantaban y enfadaban por nada y cargaban con la cabeza baja, lo mismo que hacen tal vez los rinocerontes, que se precipitan contra cualquier cosa. También la defensa del territorio o la conquista de las hembras debían provocar luchas furiosas entre los machos de estos enormes mamíferos.

A veces, un Uintatherium que se había acercado a beber a un pozal de agua, se hundía por su mismo peso en el fango y, pese a sus esfuerzos, no conseguía liberarse. Así atrapado, era presa fácil de los carnívoros, como los Hyaenodon.

Al envejecer, el Uintatherium se volvía débil y lento de refrejos; por todo ello le resultaba difícil defenderse de sus enemigos. Los más peligrosos eran los grandes cocodrilos, que lo atacaban cuando se iba a abrevar a los ríos.

Otros mamíferos ungulados de talla gigantesca: el Brontotherium del oligoceno americano (2,40 metros de altura, 4,5 metros de longitud) y el Arsinoitherium, del oligoceno inferior egipcio, de 3,5 metros de longitud.

El mayor mamífero terrestre conocido en el Balunchitherium, un colosal herbívoro asiático del oligoceno y del mioceno, de 5,5 metros de altura... Vedlo aquí comparado con el rinoceronte (su descendiente) y el hombre.


Parazoos

Eumetazoos

Radiados

Bilaterales

   Acelomados

   Pseudocelomados

   Celomados prostómidos

   Celomados deuterostómidos

     
 

Volver arriba Volver arriba

  © 1997-2009 Duiops (http://www.duiops.net)
  Prohibida la reproducción parcial o total de los textos o las imágenes

  Para comentarios, usar las direcciones e-mail de contacto